jueves, 14 de febrero de 2013

Desvarío

Mi vida se ha vuelto un derrumbamiento de celaje eterno.
Así el intelecto de nuestra inocencia,
desconcierto, incertidumbre y descubrimiento.
Así el arte de la belleza y el regocijo del alma con ella
en la expresividad de la naturaleza en el mundo,
Así la manifestación del sonido por color y forma
ante mis ojos breves, y férreo sol ante la noche.
Así quien besa una estrella por adquisición de su brillo,
concediendo su esencia al cielo prodigioso del ensueño.

•••


No hay comentarios:

Publicar un comentario